Carmen17 & Maleza hatmakers

maleza kela coto carmen17

¿Sabes que la modelo de CURIE para la tienda online es una creadora super interesante?
Se llama Myrte Sara y es la mitad de MALEZA HATMAKERS.
Maleza crea sombreros artesanos en su precioso taller en Madrid, y quisimos contar con ellos para cerrar nuestros looks en la sesión de fotos CURIE y así además, poder enseñaros su trabajo.

Pasamos un día divertido y muy necesario todas juntas, después de tantas semanas sin contacto social.
Myrte os habla de nuestra colaboración: 


«Desde que conocí a Sofía Nieto y Arancha Rodrigálvarez, las diseñadoras de Carmen17, quise trabajar con ellas. Mi sueño (que nunca les conté): que ellas se encargaran del vestuario de la obra de teatro «Esperando a Godot», mientras Maleza se encargaba de los sombreros de Vladimir y Estragon.

No salió exactamente así. Poco después de que nosotros abriéramos nuestra tienda online de sombrerería vino una pandemia que cerró todos los teatros en España. Después de la incredulidad hubo un largo rato sin nada. Luego, poco a poco, tanto Carmen17 como nosotros, volvimos a inventar. A escoger nuevos materiales, dibujar patrones, coser, planchar, crear desde un lugar nuevo para nosotros, nuevo para todo el mundo.
Ya acostumbrados a mascarillas y a gel de manos nos vimos en su taller en el centro de Madrid para celebrar su primera colección de prêt-à-porter. Con música, verduras asadas del pueblo de una, sorbete de limón y una fotógrafa que comparte con nosotros el interés por contar historias sostenibles, por las nuevas formas de hacer las cosas.

Fotografía y vídeo: Kela Coto

Los sombreros que acompañan la ropa de esta colección están todos hechos a partir de sombreros antiguos: los desmontamos, los lavamos y les conformamos de nuevo. Materiales de antes con formas de ahora (y un poco del futuro).»


No les perdáis de vista, además tienen a Paquita, su máquina de prensa en seco con la que hacen maravillosas tarjetas de visita en papeles artesanos.

Ahora os dejamos una pequeña entrevista para que conozcáis mejor su trabajo:

       ¿Cómo diseñáis cada modelo, os dejáis llevar y vais viendo lo que surge en el trabajo con el fieltro? 

Dependiendo de cada modelo trabajamos de un modo u otro. Para encargos hechos a medida, solemos saber de antemano lo que quiere el cliente, ya que hemos tenido reuniones previas para la toma de decisiones y elección de formas, materiales y colores. 

 

En otros sombreros – los que todavía no tienen dueño – el taller se convierte en espacio de juego y vamos viendo lo que surge, probamos tensiones, las durezas y elasticidades del apresto, moldeamos tanto al azar como intencionadamente las arrugas en el fieltro y experimentamos mucho con los acabados finales.

 

Parte de lo que surja en estos experimentos servirá de propuesta para clientes en el futuro. Los dos procesos se complementan y se retroalimentan.

 

       Cuando alguien compra un sombrero MALEZA, me parece que no solo compra un sombrero, hay alguna sorpresa más…

 

Nos da muchísima pena cuando un cliente no puede pasarse personalmente por el taller. Por eso, cuando alguien de fuera nos compra un sombrero hecho a medida le mandamos un pequeño vídeo de cómo hicimos ese sombrero. Es una manera para involucrar al cliente para que entienda y valora el proceso artesanal.

 

Estampamos nuestras cajas con un sello de linóleo hecho por nosotros y siempre incluimos un tarjetón escrito a mano con un bonito mensaje.

 

Además, a los que ya forman parte de la familia de Maleza les hacemos un descuento permanente y a los que sabemos que son clientes fieles les modelamos un hormillón (óvalo de madera con la talla y forma exacta del cráneo) de manera que ya tengamos para siempre sus medidas.

 

     Cómo os proveéis de materiales, máquinas etc?

 

¿Qué mejor manera hay para ser sostenible que reutilizando lo que ya está ahí? Nos dimos cuenta que había una cantidad enorme de sombreros de fieltro inutilizados de las épocas en que se llevaba sombrero a diario. Aunque nos lleve mucho tiempo conseguir, deshacer y lavar los sombreros antiguos, el material y los colores que encontramos son increíbles. Suelen ser sombreros de 1920-80 de una calidad excepcional con unas tonalidades preciosas que reflejan su edad.

 

Casi todos nuestros sombreros “one of a kind” (irrepetibles) están hechos de fieltro reciclado. Otra parte de nuestra producción, como los sombreros hechos de fibras vegetales o los encargos a medida, requieren material nuevo que encargamos a distintos distribuidores europeos.

 

Huimos del grosgrain clásico con lazo, por eso todas las decoraciones exteriores de nuestros sombreros suelen venir de telas, cordones o tiras de piel que, o bien encontramos en tiendas curiosas, o bien son recicladas.

 

Nuestras herramientas vienen de sitios muy distintos: desde anticuarios y casas de subastas a marketplaces (mercado de segunda mano online) de toda Europa. La mayoría de las herramientas son centenarias y difíciles de conseguir.

 

          De cuantas fases se compone la fabricación de un sombrero maleza? si hay alguna fase que no se puede compartir, podéis llamarla fase secreta.

 

Los procesos para cada modelo MALEZA son distintos, pero los que todos tienen en común son los siguientes pasos: apresto, conformado con vapor y horma abierta, planchado, cortado de ala, lijado, ahormado, ajuste de boca y talla, incorporación de badana y forro interior (cosidos a mano), decoración exterior, revisión de talla y forma final, cepillado. Y entremedias hay muchos otros pasos relacionados con la confección de todas las piezas que se incorporarán al sombrero.

 



Sofía y Arancha
Carmen17 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibe nuestras novedades y llévate un 5% en tu próxima compra